miércoles, 24 de diciembre de 2008

Boca salvó la ropa


Perdió 1-0 con Tigre en Avellaneda, pero le alcanzó para ganar el triangular consagrarse por diferencia de gol. Terminó el partido final haciendo tiempo y aguantando el resultado. El gol fue de Lazzaro, de cabeza.

Los de Victoria fueron subcampeones y San Lorenzo quedó tercero.

Boca festejó el campeonato mas apretado de la historia de los torneos cortos después de aguantar al azulgrana de Victoria que lo agredió a puro pelotazo, empujado por una hinchada que más allá de lo que pasara gozaba de ver a "La 12" temerosa de la respuesta de su equipo en la cancha.

Fue un torneo histórico para el Matador del Norte del Conourbano, acostumbrado a jugar en el ascenso. Para el campeón tuvo menos brillo que los títulos obtenidos en su historia pero significó la revancha de la final perdida con Ricardo La Volpe de técnico frente a Estudiantes de La Plata.

Para el fútbol argentino, el torneo apertura 2008 fue la demostración de la caída libre caída de la calidad de los equipos que se viene produciendo desde hace muchos años.

Hay emociones, imprevisibilidad, cualquiera le gana a cualquiera. Ergo, no hay grandes equipos.

Por eso, al final del campeonato Boca, Tigre y San Lorenzo terminaron iguales y sólo dos puntos arriba de Lanús. Por eso, en el triangular definitorio hubo empate de puntos y Boca se consagró por un gol de diferencia sin haberle podido ganar a Tigre en el torneo ni en la final.