lunes, 18 de mayo de 2009

Los que no votan son más que los ganan

Los empadronados que no votan a nadie son más que los que ganan la elecciones. Así lo reflejó la última contienda electoral en Mendoza que no incluyó cargos ejecutivos, en 2005, antes de la que se avecina el 28 de junio.

No obstante, ningún partido una estrategia para convencer al creciente universo de los que ya no votan a nadie.

234.736 votos sacó lista de la UCR de diputados nacionales, categoría en la que más sufragios se emitieron en ese comicio, mientras que 364.376 empadronados no eligieron a ningún candidato. Los radicales ganaron mientras gobernaba Julio Cobos y Roberto Iglesias controlaba el partido.

Al mismo tiempo que 729.354 eligieron a alguna de las 84.690 votantes se tomaron el trabajo de ir hasta la escuela adonde estaba la mesa correspondiente para ensobrar nada cuando no para introducir alguna porquería en la urna que invalida el valor del sufragio. Y 279.686 apellidos del padrón ni se molestaron en firmar el documento.

Escrutinio oficial de la elecciones 2005