viernes, 26 de marzo de 2010

Solicitada trucha y, al final, una panfleteada

Una panfleteada anónima instando a los cobistas a no votar por los candidatos del Viti Fayad fue el broche para la campaña electoral de los comicios comunales de Capital que se ensució en la última semana. La última operación destinada a profundizar las heridas en la interna radical fue mucho más parecida a las típicas trapisondas de los punteros políticos locales que la oscura maniobra que provocó la publicación de una nota en el diario Los Andes con declaraciones falsas de Juan Carlos Jaliff en contra de la lista de la UCR.



La trama orquestada para que una falsa solicitada adjudicada al presidente del CONFE hiciera ruido en el final de una campaña electoral que no había registrado violaciones a los códigos de convivencia hasta ese momento se amparó en una metodología más parecida a la que imperó en las guerras empresariales de la historia reciente de Mendoza que a la que caracterizó a las jugadas sucias desplegadas en las disputas preelectorales.



Unas horas antes de la entrada en vigencia de la veda previa a los comicios municipales de Capital del domingo fue distribuido un panfleto anónimo que cuestiona a la lista 3 de la UCR, acusa al intendente Víctor Fayad de trabajar junto a Celso Jaque y pide a quienes el 28 de junio del año votaron por la lista 503, del Frente Cívico promovido por Julio Cobos, que "no se dejen engañar" a la hora de decidir la lista que llevará a las urnas el 28 de marzo.



"Si usted votó la lista 503 debe leer esta nota", reza el encabezado del panfleto introducido anoche por debajo de la puerta de las casas de algunas zonas de la ciudad. A lo largo de ocho párrafos que completan una carilla, el texto recorre la historia de desencuentros entre el vicepresidente Julio Cobos y el intendente capitalino desde la conformación del Frente Cívico que compitió en las legislativas del año pasado con la fusión de candidatos cobistas, radicales y de fuerzas aliadas como el peronismo disidente.



El combate del Viti contra ese armado es calificado como coherente con la comunión del jefe comunal y el gobernador Jaque. Recuerda que Fayad en plena campaña dijo "en cuanto micrófono le ponían" que "Cobos es el padre Grassi de la política". Después de los cuestionamientos al intendente y a las autoridades de la UCR, con el presidente partidario, César Biffi, como figura visible, el panfleto aclara que "el 28 nadie representa a Cobos y algunos representan el rechazo al proyecto que expresó la 503".



Tras el cierre formal de campaña de las fuerzas políticas sin ningún inconveniente ni incidente, la panfleteada anónima fue la última nota que ensució el periodo habilitado para el proselitismo previo a las elecciones. Desde las 8 del viernes rigen las limitaciones a la propaganda determinadas por la veda.



Quedó pendiente para después de la elecciones la clarificación de la maniobra que llevó al diario Los Andes a adjudicarle a Jaliff declaraciones que no hizo y la detección de los autores del panfleto distribuido el jueves en la noche.