lunes, 24 de noviembre de 2008

La guerra de los petroleros encendió una luz de alerta en el Gabinete de Celso Jaque

Una amenaza para la seguridad, la política y la economía. Si bien la crisis se desató primero en La Pampa, la mayor parte del yacimiento en el que se origina está en Mendoza. Lo que pone en juego la provincia y los vínculos nacionales de los personajes involucrados en este informe especial de Mi Borrador.


El ministro de Seguridad de Mendoza Carlos Ciurca confirmó que la provincia está preocupada por el recrudecimiento del conflicto gremial en torno al yacimiento petrolero El Corcovo. Por esto se reforzó la seguridad en los límites de Mendoza con Neuquén y La Pampa, dijo el ministro esta mañana.

Anoche, funcionarios del gabinete de Celso Jaque analizaban cómo actuar ante una hipótesis que aseguraba el avance un grupo de personas pertenecientes al Sindicato de Obreros del Petróleo y el Gas Privados de Neuquén y Río Negro, conducidos por el poderoso dirigente sindical neuquino Guillermo Pereyra, por el sur mendocino hacia la localidad pampeana de General Acha. Allí permanencen detenidos 14 delegados de ese gremio por sus vínculos con el incidente que le costó la vida al delegado de la UOCRA en Malargüe, Ariel Quiroga.

Las autoridades pampeanas reforzaron la seguridad en las inmediciones de la Alcaldía de General Acha, congestionada desde que fueron trasladados los sindicalistas. El juez Manuel Álvarez les tomó declaración indagatoria a los detenidos y los reenvió a la Alcaldía de la localidad. Una de las preocupaciones del ministro de Gobierno de Mendoza, Mario Adaro, es que una complicación de la situación procesal de los detenidos sea combustible para el fuego sindical. En los próximos días se conocerá qué actitud tomará el juez que instruye el proceso en General Acha.

Si bien la necropsia del cadáver del gremialista que fue sepultado el sábado en Rivadavia, de donde era oriundo, no detectó proyectiles de arma de fuego entre las causas de la muerte, en el escenario del enfrentamiento cuerpo a cuerpo (la localidad pampeana de 25 de Mayo) fueron detenidos 14 dirigentes del sindicato de Pereyra y secuestrados elementos contundentes que fueron utilizados en la pelea.

Hasta David Bravo, intendente de 25 de Mayo, localidad de unos 17.000 habitantes, está involucrado en el problema. Desde que sucedió el hecho, el jefe comunal se dedicó a pedir la liberación de los detenidos y a fustigar al bando del mendocino de UOCRA con la misma dureza que a la política de Celso Jaque. Bravo dijo que él no tiene la culpa de que los mendocinos mendiguen trabajo en su localidad, de lo que responsabilizó al diputado nacional jaquista Dante González, quien comanda el sindicato de petroleros privados de Mendoza y está enfrentado históricamente con Pereyra.

Sergio Vazquez, un dirigente petrolero que compartía trinchera con el mendocino muerto el jueves pasado, planteó la hipótesis de una emboscada en la su grupo fue emboscado por una banda armada que tenía intenciones de matarlos.

Vazquez declara a la prensa desde la cama de un hospital


Estallido de una vieja guerra
El episodio relatado por Vazquez desde su posición subjetiva fue el punto más caliente de una vieja pelea sindical por las fichas de afiliación de los obreros de las empresas petroleras que evacúan crudo en El Corcovo, un sitio que cuenta con unos 140 pozos, de los cuales alrededor 110 están en jurisdicción de Mendoza, incluso fue la provincia la que licitó su explotación. La provincia percibe unos $500.000 diarios en carácter de regalías por El Corcovo.

Allí se presenta estremecedoramente real la interna de la Federación nacional de sindicatos de petroleros privados. En en esa entidad están todos las organizaciones provinciales y regionales de petroleros privados menos la comandada por Guillermo Pereyra, conocido en el medio por incendiar automóviles como sello de sus acciones. Pereyra tiene afiliado a su gremio al 30% de los petroleros de todo el país. En La Pampa se pelea directamente con el sindicato de Bahía Blanca, comandado por Gabriel Mattarazzo, también dirigente de armas llevar.

"A Quiroga no lo mató nadie", dijo Pereyra
Mientras este último se despegó del enfrentamiento del jueves, Pereyra acusó al mendocino Quiroga de usar armas y provocar la trifulca que se cobró su vida. Además, evaluó como un suicidio al desencadenante de la muerte de sindicalista de la UOCRA mendocina. "A Quiroga no lo mataron: se tiró al canal", dijo el jefe de los petroleros.

El Diario Textual de La Pampa citando una entrevista de Radio Noticias de esa provincia consigó declaraciones de Pereyra referidas al enfrentamiento del jueves. “El hecho es desgraciado. Pero también queremos la libertad de nuestros delegados. El compañero Quiroga no tiene golpes ni tiene tiros. El compañero se largó al agua y lamentablemente se lo llevó la correntada. No lo mató nadie. Se murió porque se arrojó al canal”, sostuvo.

A las autoridades mendocinas las inquieta la posibilidad de que los reclamos por la libertad de los presos se torne violenta. Y también que sigan paralizados los trabajos en los yacimientos, como sucede desde hoy por una paro por tiempo indeterminado decretado por el gremio de Pereyra para presionar por la liberación de los 14 detenidos.

El ministro de Gobierno de La Pampa, César Rodríguez, se reunió con el jefe de la Policía, Ricardo Baudaux, en medio del paro de petroleros y una marcha que se hará esta tarde en reclamo de la liberación de 14 detenidos. Tensión en 25 de Mayo por posibles incidentes, informó esta mañana el Diario Textual. El mismo medio dio cuenta del arribo a Buenos Aires, esta mañana, del gobernador pampeano Oscar Jorge, quien tiene como objetivo plantear el problema ante algunos ministros nacionales.

Los vínculos políticos llegan a la Casa Rosada
La pelea de los petroleros no es ajena a la Casa Rosasda. El sindicato de Pereyra tiene más fuerza porque lo protege el paraguas del superpoderoso ministro de Planificación, Julio De Vido; mientras Matarazzo goza de la protección del ministro de Trabajo, Carlos Tomada.


Sus lazos con el kirchnerismo y el temor que sus acciones directas de protesta generan, le valieron a Pereyra saltear al ministro Tomada en "las conquistas" para su sector. Los convenios de trabajo y los aumentos salariales los firmó directamente con Néstor Kirchner cuando era presidente y actualmente no necesita de la cartera de Trabajo para llegar a Cristina Fenrnández.

Del otro lado, el líder de los petroleros de Bahía Blanca tiene línea directa con Tomada, quien prestó servicios para el sindicato del Sur de la provincia de Buenos Aires mucho antes de ser ministro. Gracias a los estipulado por cartera de Tomada, los petroleros de La Pampa debieran ser afiliados al sindicato de Bahía Blanca.

Para contrarrestar esta decisión, Pereyra contó con el apoyo de De Vido y de David Bravo, el joven intendente de 25 de Mayo, quien llegó al cargo gracias al financiamiento y la logistica provista por Pereyra. Además, desde siempre el intendente contó con el auspicio del ex gobernador pampeano Carlos Verna, hoy poderoso dirigente de la Plural, línea interna más fuerte del peronismo de esa provincia.

Jaque está contra Pereyra
En el Gobierno de Mendoza todo lo que provenga de la mano de Pereyra es sospechoso. Jaque entre su sustento político de base tiene al gremio de los petroleros privados locales. Incluso, el secretario general Dante González es diputado nacional gracias a compartir lista con el mandatario local. González es enemigo confeso de Pereyra y aliado de Matarazzo, además de ser incondicional de Jaque y de Néstor Kirchner.

Jaque fue tibio públicamente pero fijó su pocisión. Señaló que el intendendente de 25 de Mayo está equivocado cuando dice que los mendocinos van a mendigar trabajo a su localidad porque el yacimiento El Corcovo "está en Mendoza" y 25 de Mayo sólo es un lugar de paso. Asimismo, recriminó a Pereyra que con su actitud impide que los mendocinos accedan a puestos de trabajo en emprendimientos instalados en territorio mendocino.

Presión en las calles de 25 de Mayo

Al frente de unas 500 personas, el sindicalista Guillermo Pereyra marchó por las calles de 25 de Mayo pidiendo "la libertad de nuestros delegados". Los 14 sindicalistas que están judicialimente involucrados en el episodio que se cobró la vida de Ariel Quiroga. Al mismo tiempo los petroleros de Neuquén han decretado un paro por tiempo indeterminado en el yacimiento El Corcovo.

Los manifestantes que acomapañaron a Pereyra coparon el pueblo trasladados en camionetas 4x4. Los pobladores de 25 de Mayo casi no participaron del acto: se quedaron del otro lado de la plaza. El intendente David Bravo se mostró en el lugar, entre los delegados petroleros.

El ministro Tomada dice que intervendrá con las dos partes
En este clima, el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, anticipó que este martes se reunirá con el secretario general del gremio de petroleros de Río Negro y Neuquén, Guillermo Pereyra, para hacerle saber la "preocupación" del Gobierno nacional sobre el conflicto en 25 de Mayo.

“Vamos a intervenir con ambos sindicatos, vamos a hablar con ellos para que esta disputa se resuelva en el ámbito de más racionalidad: o lo resuelve la Justicia, si es un encuadramiento convencional, o tiene que darle intervención a la propia estructura sindical y agotar la vía asociacional”, sostuvo Tomada, en declaraciones efectuadas tras una reunión con el gobernador pampeano Oscar Jorge.