viernes, 12 de diciembre de 2008

Alvear es un forúnculo para Jaque

Por ahora lo mantiene tapado por el pantalón pero revela que le molesta cada vez que se razca. De Paolo fracasa como bombero, el gobernador esquiva y el Chueco Mazzón opera. A Cristina le filtraron un enemigo. De Ángelis y Moreno ya están en el escenario.


En Alvear hay un foco de resistencia conducido por dirigentes agrícolas que preocupa al gobierno provincial. Los denominados autoconvocados alvearenses tienen una historia de protesta contra la minería y ahora ya trascendieron hasta los diarios porteños por su envestida contra las medidas económicas de la Nación y la provincia.

El intendente peronista Juan Carlos De Paolo es un colador cuando juega de tapón y hasta el superoperador Juan Carlos Mazzón desembarcó en el departamento para tratar de desinflar la atmósfera adversa. Resultado final: Jaque subió a la misión de la presidenta Cristina Fernández a Rusia al presidente de la Asociación de Productores de Ciruelas, Carlos Herrada, hijo de un productor piquetero que viene amenazando con traer al paladín del campo Alfredo De Angelis a bancar un corte teledirigido a los transportes de frutas en las rutas de Alvear.

La pelea con "Patota" o "Patriota"
José Herrada, además, fue el vocero de los reproches al secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, quien levantó el teléfono para marcarles la cancha a los alvearenses. “Después de la charla con Guillermo Moreno quedamos bastante mal parados porque no tenemos ningún camino para donde disparar, estamos acorralados entre el Estado y los industriales”.

"Patota", según los detractores, o "Patriota, como lo llama Néstor Kirchner, les advirtió por teléfono que no había plata para subsidiarlos y que si no tenía rentabilidad el damasco, se dedicaran a otra cosa. “Yo creo que puso el revólver en el escritorio para hablar con nosotros”, ironizó Herrada agarrándose de la fama que se hizo Moreno, o que le hicieron, apretando a empresarios con el fierro arriba de la mesa.

En Alvear José Herrada despotricaba, mientras Frutos de Mendoza SA, la empresa de la familia, hacía negocios en Rusia aprovechando el aval de misión oficial por ese país de la presidenta Cristina Fernández. Su hijo Carlos fue el único empresario de la provincia que fue llevado por Jaque a la misión. El presidente de Asociación de productores de Ciruela vendió 100 contendores de ese producto cosechado en Alvear y fue puesto de ejemplo por la presidenta en el discurso en el que dio cuenta de los logros del viaje por la Federación Rusa.

La lectura del gobierno
"A los alvearenses les afecta todo, la minería, el agua y hasta la caza de ballenas, siempre un viento los puede contaminar. Quién los entiende", reflexionó un hombre muy ligado al gobernador en una charla off the record con periodistas.

"Estamos listos si dependemos de De Paolo, todo lo que toca lo vuelve en contra", se quejó un ministro tomándose la cabeza cuando un asesor le informó que los productores alvearenses estaban planenado una marcha a la capital provincial. "Mejor que no trate de pararlos porque los tenemos más rápido acá", concluyó antes de recluirse en su despacho.

El gobierno se queja de De Paolo pero no se la hace fácil al sureño. Jaque es acusado de promotor de la minería y encima firma un acuerdo de cesión de agua del Río Atuel a La Pampa. Dos temas muy sencibles para el departamento del Sur. Contra la minería están armados hace años, mientras que la cesión del agua a La Pampa es alta tracición para muchos alvearenses. Alvear está levantisco y el intendente que es peronista azul y jaquista está en el medio.