lunes, 16 de febrero de 2009

Jaque mintió

“Acá (en la Fiesta de la Vendimia) transmiten en directo los dos canales privados de la provincia, en los que no está ni el gobernador ni ningún funcionario manejando las cámaras”. El 12 de enero el gobernador hizo esta afirmación a dos periodistas tras bajarse del helicóptero en el que recorrió los cauces limpiados por Irrigación en Lavalle.

Hoy se conoció que la trasmisión del acto central de la Fiesta de la Vendimia la hará en exclusiva el Canal 7 Argentina, que depende de la Presidencia. Los canales de Mendoza no podrán generar imágenes propias del acto central, sino que deberán emitir las que produzca el gobierno.

Celso Jaque afirmó la realización de doble transmisión televisiva que caracteriza a la Fiesta de la Vendimia, con Marcelo Ortíz en el canal 7 y su acérrimo rival, Ricardo Mur en el 9. El gobernador respondía a los periodistas que le plantearon la hipótesis de que se repitiera la ninguneada a Cobos en la transmisión exclusiva de canal 7 K. Jaque pidió no ser citado argumentando que se trataba de una discusión de poca monta. Lo cierto es que la afirmación que hizo en off the record fue una mentira.

La Vendimia no se mancha, hasta que se mancha

Canal 7 ya tiene experiencia en manchar eventos tradicionales. En Jesús María, el canal K hizo la transmisión exclusiva. La estrella del festival fue el vicepresidente Julio Cobos, vivado por la multitud festivalera. Sin embargo los televidentes nunca se enteraron porque la tijera kirchnerista cortó de cuajo la transmisión cada vez que necesitó tapar el aliento popular a Cobos

Durante toda la transmisión, la cara del vicepresidente no fue enfocada nunca por las cámaras del canal K. Jaque eligió eso para la Vendimia, a pesar de que un mes atrás aseguró que en Mendoza no había una transmisión oficialista.

Repudiado
El gobernador ya fue repudiado en Tunuyán, durante el Festival de la Tonada, y en San Martín, durante la Vendimia departamental. Precisamente en San Martín hubo un fuerte encontronazo entre los organizadores municipales y el entorno del gobernador. Presuntamente la gente de Gobernación había pedido que el mandatario no fuera mencionado ni mostrado en las pantallas gigantes de la escenografía vendimial.

Pero al final alguien no entendió la orden o prefirió no respetarla. Y cuando la cara de Jaque apareció en las pantallas, desde las tribunas llovieron los silbidos.

No puede pasar lo mismo en la Vendimia. Y no puede ser Julio Cobos la figura de la celebración, al menos no tiene que mostrarse eso por televisión. Y Jaque quiere asegurarse que no se muestre.

El año pasado, en su primera Vendimia como gobernador, se fue al anfiteatro rodeado de aplaudidores contratados. Esta vez, llevará a los camarógrafos y al director de cámaras.