domingo, 8 de marzo de 2009

Según Celso, "los mendocinos de bien" lo apoyan y los rivales "instan a la violencia"


Tras el golpe de tener que entrar al Frank Romero Day agazapado, aturdido por los silbidos de gran parte del público del acto central de la Vendimia, el gobernador organizó un discurso según el cual, en el teatro griego "hubo mucho tufillo a armado". La explicación que ensayó Celso Jaque el domingo ante los grabadores, sin que ningún periodista le tocara antes el tema, se completa con su propia convicción de que "los mendocinos de bien me apoyan" (SIC).

Entre los rivales políticos abundan los mendocinos que no son de bien, de acuerdo a la hipótesis esgrimida por el gobernador. En Mendoza "hay quienes quieren instalar la violencia y la intolerancia" acusó Jaque al vicepresidente Julio Cobos sin nombrarlo por su nombre y apellido.

Sin embargo, dio pistas claras sobre la dirección de sus dardos: "Hay quienes no se resignan a perder una elección y entonces instan a la violencia", se descargó. En otro tramo de las declaraciones, pegó contra quienes "se quejan del atropello institucional pero en la práctica no respetan la institucionalidad de Mendoza.

Estaba hablando claramente de Cobos, aunque no pronunciara su nombre.

Al vicepresidente lo ovacionaron al entrar al Frank Romero Day sin que nadie lo hubiese anunciado. A Jaque lo abuchearon feamente. "Dos más dos son cuatro, evidentemente está (Alfredo) Cornejo atrás de todo esto", apuntalaron dos colaboradores de primerísima línea del gobernador desde el refugio del grabador apagado y la cita prohibida.

"Si Cornejo fuera capaz de armar una movida tan grande, sería gobernador", ironizó un informado periodista político que descalificaó de entrada la hipótesis de Jaque y su entorno respecto al repudio del auditorio vendimial al mandatario y a la muestra de afecto cosechada por Cobos.

El cierre con los grupos sociales, sindicales y políticos más importantes por capacidad de protesta, la venida de la presidenta Cristina Fernández al Carrusel y al Almuerzo de las Fuerzas Vivas, los millones anunciados para la vitivinicultura y otras tantas cosas que fue tejiendo Jaque para pasar una Vendimia en paz no le alcanzaron.



Backstage del Almuerzo de las Fuerzas Vivas