martes, 11 de agosto de 2009

Víctor Hugo: "Hay un futuro"

Mientras los medios de Clarín y de Torneos y Competencia son una tribuna de la amenaza a los clubes y del desprestigio a la intervención estatal del negocio de la televisación de los partidos de la AFA, Víctor Hugo Morales aportó una visión diferente en su columna del suplemento Cancha Llena, del diario La Nación. Sostuvo que la estatización de las transmisiones puede ser "un buen negocio para el Estado y para la gente" si es "nada más que un tránsito hacia otra definitiva, la cual es la licitación dentro de uno o dos años".

El relator de Continental se esperanzó con "los primeros indicios de que, del otro lado, hay un futuro".

Y dio una pista con conocimiento de causa sobre cómo recuperar un presunto aporte estatal de $600 millones, monto suficiente para justificar la ruptura con Clarín y TyC: "La primera es el reparto de esos derechos a todo el mundo, más la publicidad, la venta al exterior y cuanto etcétera se quiera agregar. La segunda es más innovadora y puede complementarse con la anterior. Hay que tomar, por ejemplo, lo que el Estado invierte en publicidad. La suma es increíblemente parecida a la que se puede pagar por el fútbol. Ofreciendo el fútbol en canje por la publicidad en todos los medios televisivos del país simplemente cambia la forma de gastar el mismo dinero". Leé la columna completa de Víctor Hugo.

Leé también Titanes en el Ring, por Ezequiel Fernández Moores

Los que se quedaron sin la pelota

Tele Red Imagen S. A. (TRISA) y Televisión Satelital Codificada (TSC) tenían la televisación exclusiva del fútbol de la AFA desde 1991. Las dos son en partes iguales de Clarín y TyC, dos entes independientes entre sí y muchas veces enfrentados por el negocio.

Torneos y Competencias produce los partidos (provee los camiones satelitales y se encarga de la dirección de cámaras, entre otras cuestiones), mientras que la comercialización, a cargo de TSC, se reparte entre ambas empresas.

El producto terminado –los partidos de fútbol que observa el televidente– llega a través de TyC Sports, el canal deportivo propiedad de TyC y el Grupo Clarín, y TyC Max, la señal codificada que comercializa TSC y se la vende a cableoperadores como CableVisión, Multicanal, DirecTV o Telecentro. Sucede algo curioso en el caso de CableVisión o Multicanal: la operación se vende y se paga en la misma oficina. El Grupo Clarín, dueño de la mitad de TSC, le entrega los cinco partidos de cada fecha al... Grupo Clarín.

TyC, destinada sólo a producir y exhibir fútbol, está a millones de dólares de distancia del emporio Clarín, que además de negociar con la pelota es dueño del diario Clarín, de Olé, Radio Mitre, Canal 13, TN, Volver, Pol-Ka, por nombrar a sus tentáculos más emblemáticos. Leé la rosca completa en Crítica.

Todos los tentáculos de Clarín



La vendeta


Nunca nadie lo conoció, salvo Grondona, Clarín, TyC y un puñadito de dirigentes allegados al patrón de la AFA. El contrato de la televisión empezó a ser ventilado justo un rato antes de que los clubes lo rompieran en pedacitos. Clarín publicó la distribución de la plata por clubes. Leé en el Deportivo de Clarín, toda la contraoperación