martes, 11 de agosto de 2009

Se mueve para acá, se mueve...

Se mueve la cancha. El pacto secreto que sometió al fútbol nacional los últimos 18 años cruje. La televisión (hoy Clarín y torneos y Competencia) y la AFA se repartieron el negocio y lo renegociaron en las sombras hasta ahora, cuando Néstor Kirchner decidió aprovecharse de la debacle del acuerdo sombrío y los clubes en quiebra que se dieron cuenta de que hace rato le dan más a la televisión de lo que reciben.

Crítica de la Argentina adelanta una ruptura segura, a menos que pase algo extraordinario, del contrato entre la AFA y la empresa que vende la transmisión de los partidos: "El matrimonio de 18 años que conformaron el fútbol y la televisión está a un paso de finalizar. Salvo un golpe de último momento, la AFA romperá esta tarde, en la reunión de Comité Ejecutivo, el contrato que la une con Televisión Satelital Codificada, la empresa que controlan en partes iguales Clarín y Torneos y Competencias. Julio Grondona recibió anoche la bendición de los representes de los clubes, con los analizó los riesgos del operativo. Más allá de algunas dudas, hubo un consenso general de terminar con el vínculo y aceptar los 600 millones de pesos que ofrece el Estado. De todos modos, según las fuentes consultadas por este diario, el torneo Apertura arrancará el 21 de agosto aunque sin televisación de los partidos".

Leé la nota completa en Crítica

Grondona: "La solución única es con plata"