jueves, 29 de octubre de 2009

Jaque está de vuelta

Aislado del gabinete, esquivando dormir en Mendoza, siguiendo con convicción la línea K, pegado al sanjuanino José Luis Gioja. El gobernador ha vuelto a ser Celso Jaque, el del principio. Viaja, se saca fotos con Cristina Fernández, aplaude en los actos de Olivos, anuncia; pero ahora no viatica como cuando empezó a gobernar.



El gobernador volvió a sentir calor en Olivos, volvió a cruzar la cordillera y a hablar del Trasandino, volvió a viajar impulsivamente, volvió a leer la provincia con los ojos de Cazabán, quien manda acá en su ausencia. Volvió el gobernador con la misma receta que lo condujo desde la asunción del gobierno, en diciembre de 2007, hasta la catástrofe electoral del 28 de junio, que lo dejó paralizado hasta ahora.



Jaque volvió pero no recuperó una costumbre que implementó desde que asumió hasta abril de 2008: registrar los viáticos de las misiones fuera de la Casa de Gobierno en la web del Sistema de Información Contable (SIDICO). Bastó que Diario Uno contara los viajes del gobernador durante los primeros 75 días laborables de su mandato citando al sitio oficial como fuente para que Jaque no registrara más sus salidas en el SIDICO.



En los primeros 75 días, Jaque salió 18 jornadas en misión oficial fuera de la Casa de Gobierno. Para eso solicitó $4.777,35 en viáticos. Además, se tomó tres días de vacaciones en el mismo lapso.