jueves, 21 de enero de 2010

Por Cobos se parte el partido opositor


Los opositores al kirchnerismo con esperanzas de ser candidatos a presidente en 2011, ahora instalaron a Julio Cobos en el lugar del primer enemigo, desplazando al gobierno del pedestal. Mientras que los radicales y demás aliados que no tienen chance alguna de competir decentemente en los comicios presidenciales sin la figura del vicepresidente en la cabeza de la lista bancan la continuidad.



El conflicto del BCRA generó tensión en el gobierno pero al mismo tiempo ayudó al kirchnerismo a dividir al partido opositor que los anti K se jactaron conformar en el Congreso tras la renovación de las bancas votada en junio del año pasado. Los opositores ahora tienen dos partidos: el de los anti Cobos y el de los pro Cobos.

Los primeros comparten con el gobierno que Cobos tiene que irse de la Vicepresidencia, mientras los segundos estarían dispuestos a avalar la remoción de Martín Redrado en el Banco Central. El kirchnerismo encontró aliados circunstanciales inesperados hace días atrás.



Los presidenciables dicen no

Elisa Carrió, Mauricio Macri y Pino Solanas son aliados del gobierno frente a la permanencia de Cobos en la Vicepresidencia mientras arma la estructura de su candidatura 2011. Los tres salieron a pedirle por los medios a Cobos que renuncie. Saben que si el mendocino se mantiene en ese cargo difícilmente pierda el liderazgo opositor que le adjudican las encuestas desde hace un año y medio.



"No se puede ser opositor y vicepresidente al mismo tiempo; esto es algo que lo debe resolver el vicepresidente", reclamaron los líderes de la Coalición Cívica, el Pro y Proyecto Sur. La diputada fue más lejos en el ataque y coincidió con los Kirchner en que Cobos conspira contra el gobierno. "Es conspirativo, a los ojos internacionales es claramente conspirativo", dijo Carrió sobre el doble rol del vicepresidente.



El cineasta y precandiato de izquierda, Pino Solanas expresó que "es insostenible, hay que tener mucho estómago. Además, queriendo ser el candidato a presidente de la oposición a este Gobierno, no puede estar en el Gobierno".



Los radicales por la subsistencia

La Unión Cívica Radical defendió la permanencia de Cobos a través de un comunicado parido por el flamante presidente del Comité Nacional, Ernesto Sanz. En contraposición con los tres referentes opositores que quieren ser candidatos, los radicales, que no tienen nada sin Cobos, apoyaron la continuidad del vicepresidente en su cargo.



También se expidió el peronista disidente Felipe Solá en contra de la renuncia de Cobos. Enrique Thomas, diputado por Mendoza del bloque disidente, redobló la apuesta y salió a afianzar la posición de su comprovinciano, sin quien él no estaría ya en el Congreso.