jueves, 11 de febrero de 2010

El conflicto de un Gobierno insensato


El conflicto por el cachet de los artistas seleccionados para la Fiesta de la Vendimia desnuda la insensatez del Gobierno para administrar la provincia. Las 760 personas que requiere el guión arriba del escenario, seleccionadas a través de un concurso que convocó a más de 2.000 aspirantes, quieren cobrar $4.100 cada uno pero el Gobierno dice que sólo puede pagar $3.400.



La controversia generó un paro de los artistas, ocupó el tiempo de altos funcionarios, incluido el ministro de Gobierno, Mario Adaro, y se transformó en un gran título mediático provocando una inútil polémica entre la gente. Los artistas seleccionados pararon los ensayos, el Gobierno los amenazó con reemplazarlos con los que quedaron afuera en el concurso y la calle se dividió entre los que justificaron el reclamo y los que maltrataron a los huelguistas por el monto que exigen.



El culebrón se hubiese evitado si el Gobierno hubiese previsto cuánto podía gastar en el cachet de los artistas antes de llamar al concurso. Si al publicar la convocatoria se advertía claramente cuánto iba a cobrar cada participante por una cantidad determinada de horas de ensayo y las puestas en escena previstas para el fin de semana vendimial, hoy no habría conflicto.