viernes, 19 de febrero de 2010

Vendimia: Jaque va a regalar dos mil entradas vip a obsecuentes para tapar los silbidos


La Vendimia es mí, mía, mía... Celso Jaque y su gobierno se pasaron el verano planificando cómo hacer para no escuchar silbidos de repudio en acto central de la Fiesta Nacional de la Vendimia de este año.



Después de meses de cranear todo tipo de estrategias, concluyeron que la única manera para no escuchar un abucheo ensordecedor era evitar que vaya público. Y tras comerse las chifladeras de su vida en las dos primeras Vendimias como gobernador, el peronista decidió clausurar el sector Malbec (el vip del Frank Romero Day) al público y regalarle las más de 2.000 localidades a gente amiga.



La estrategia antichifladores de Jaque es tan insólita como el tamaño de la movida para pensarla: el público no podrá comprar entradas del sector Malbec para el acto central de la Vendimia 2010. Esas entradas serán regaladas por el gobernador a personas que le garantizarán que al rededor del palco oficial sólo se escuchen aplausos. El público común que paga la entrada y en los años anteriores le hizo saber a Jaque que está harto de su gobierno esta vez podrá silbar, pero lejos del mandatario y separado por una turba de "invitados especiales".