lunes, 29 de marzo de 2010

"Los medios no pueden ser candidatos"



La portada de MDZ al cierre de los comicios

"Quedó claro que los que tienen medios de comunicación no pueden ser candidatos", le dedicó Víctor Fayad al portal de noticias MDZ, propiedad de la familia del candidato del PRO Orlando Terranova hijo.



En pleno festejo por el triunfo en las elecciones municipales del domingo, el Viti le facturó al sitio la fuerte campaña que hizo a favor del piloto de rally, que implicó un sostenido ataque a su gestión de gobierno como a la candidatura de Alberto Montbrun, del Partido Socialista, uno de los competidores directos del candidato de Mauricio Macri por una de las bancas en el Concejo.



El domingo, la vieja política vapuleó en las urnas a la política de la propaganda. El PRO no pudo conseguir una banca en el Concejo Capitalino a pesar de la abultada inversión que se puso a favor de la candidatura de Terranova. El domingo también perdió MDZ y Publicidad Sarmiento, las estratégicas empresas del grupo empresario de la familia del candidato.



El bombardeo mediático, la operación de campaña promovida a través del portal de noticias propio y el furioso despliegue de marketing profesional canalizado por la cartelería de la vía pública de Publicidad Sarmiento, fueron impotentes frente a la política, representada por Fayad, Guillermo Mosso, candidato del PD, y Montbrun. No alcanzó con la billetera.





La pregonada nueva política de Orlando Terranova implicó, además de mucha plata, un vocero para que hablara por el candidato ante los periodistas y los servicios de un extravagante gurú de la política como Jaime Barba Durán para diseñar los movimientos y el marketing del postulante. La nueva política, según la interpretó Terranova, reemplazó con profesionales rentados al aparato que la vieja política supo construir con años de militancia y disponibilidad de cargos públicos. Pero el electorado de la ciudad prefirió lo viejo conocido antes lo que mostró lo nuevo por conocer.



Mauricio Macri y su segunda, Gabriela Michetti, le pusieron sus cuerpos a la campaña del empresario elegido para comandar el PRO en Mendoza, después de romper su alianza con el viejo PD, al que condenaron por considerarlo un techo demasiado bajo para sus expectativas en la tierra del sol y el buen vino. Los famosos políticos porteños fueron mutilados por el electorado de la Capital de esta provincia.