jueves, 28 de octubre de 2010

Néstor Kirchner se llevó a la tumba la negociación por la promoción industrial

Néstor Kirchner se llevó a la tumba la resolución de una negociación que encabezaba personalmente para encontrarle una salida definitiva a la postergada implementación de la promoción industrial, beneficio en el que se incluiría a Mendoza. El diputado nacional mendocino Omar Félix recordó que tenía agendada una reunión, hoy a las 11, con Néstor Kirchner en la Quinta de Olivos para dialogar sobre el tema político más caliente para nuestra provincia de los últimos meses.
El legislador sanrafaelino, ahora asociado al sector azul del asesor presidencial Juan Carlos Chueco Mazzón, estuvo desde la mañana hasta pasadas las 13 de ayer en el interior de la Casa Rosada, adonde pudo darle el pésame personalmente a la presidenta Cristina Fernández. Después de ser el mentor de la inclusión de siete departamentos mendocinos en el régimen de promoción industrial y de desilusionarse con el gobernador Celso Jaque porque lo dejó afuera de los réditos mediáticos de la presunta efectivización de esa idea, Félix siguió hilando fino para que finalmente se produzca la promulgación del decreto de Presidencia sobre promoción industrial con los siete departamentos mendocinos incluidos.
Como se sabía, la clave para destrabar el asunto la tenía el ex presidente, a quien le adjudicaban la decisión de congelar el tema debido a una presentación judicial planteada por La Pampa. Por eso, Félix había tejido una estrategia que hoy iba a tener un punto cúlmine si no se hubiese producido el desenlace fatal de la vida del ex presidente y presidente del PJ nacional.
El efecto suspensivo del trámite por la promoción que generó la muerte de Kirchner quedó en segundo plano para Félix, quien se manifestó “desolado” por el deceso del ex presidente. No hizo conjeturas el sureño sobre la polémica generada por la ausencia del vicepresidente Julio Cobos en las exequias del santacruceño.
En otro orden, el diputado tiene esperanzas de que al Gobierno no le haga mella la pérdida física del líder patagónico. “Del gran dolor va a salir fortalecida la imagen de la Presidenta”, consideró Félix, al mismo tiempo que destacó la “actitud reflexiva que prevaleció en la oposición política”.
El sanrafaelino abandonó la Casa Rosada convencido de que recién en febrero se podrá hacer un diagnóstico certero de los efectos de la muerte de Kirchner en el mapa político nacional. Mientras tanto, el panorama seguirá en la misma línea que hasta ahora, según la visión del ex intendente de San Rafael.
Félix regresó a Mendoza ayer en la siesta y no será parte del contingente de funcionarios, dirigentes y legisladores que partirán mañana con rumbo a Río Gallegos, la capital de Santa Cruz, adonde serán inhumados los restos del caudillo patagónico.