viernes, 1 de octubre de 2010

"No habrá perdón ni olvido", advirtió Correas



La intensa jornada de confrontación y caos que Ecuador vivió este jueves, cuando desde tempranas horas miembros de la Policía se sublevaron en rechazo a un veto presidencial que elimina varios de sus beneficios laborales, concluyó con la advertencia del presidente Rafael Correa de que "no habrá perdón ni olvido" para los policías insubordinados. Leé más en BBC Mundo