martes, 7 de diciembre de 2010

Macri manipulará la fecha de los comicios porteños según sus propios intereses

Se agitan las aguas electorales. En Mendoza los radicales y los gansos fijaron el 15 de mayo para sus internas, pero esa fecha puede quedar obsoleta si hay un cambio nacional.

Mauricio Macri avanza en el adelantamiento de la elección de Buenos Aires para marzo, una jugada similar a la que ensayó en 2009 y provocó que el kirchnerismo alterara el calendario electoral nacional.

Por motivos distintos a los del año pasado, Macri volvió a instalar el adelantamiento de los comicios en la Ciudad Autónoma para las sucesiones que se elegirán en 2011. Así iría por la reelección en marzo, pero si gana el objetivo no es asumir un nuevo mandato sino favorecer sus chances presidenciales.

Macri apostaría con huevos en varias canastas por las dudas: jugaría a la reelección en Capital y, si los porteños le garantizan ese cargo, competiría por la Presidencia. Su compañero de fórmula en Buenos Aires está cantado que será Horacio Rodríguez Larreta, quien espera que Macri saque el premio mayor para gobernar la Ciudad sin tener que ganar con su figura una elección.