lunes, 6 de diciembre de 2010

Se desconfiguró la Línea Mendoza de Jaque

¿Quién es más kirchnerista? En el PJ mendocino muchos quieren ser la respuesta a esa pregunta antes que anudar una estrategia pacífica de cara a las elecciones del año que viene. De fondo se desconfiguró la novel Línea Mendoza que amenazó con encolumnar detrás de Jaque a todo el peronismo que no fuera del sector azul.

El último filón que da créditos en la medición del kirchnerometro es el calendario electoral: la anticipación de los intendentes peronistas (azules y de la Línea Mendoza) de su intención de celebrar internas fuera de la agenda nacional dio lugar para que el kirchnerismo más radicalizado de la provincia milite la lealtad al mandato nacional como contracara a la traición de los que quieren adelantar el proceso interno.

La cara visible de la kirchnermanía no necesariamente jaquista es el ministro de Gobierno Mario Adaro, quien levantó la voz ante el gobernador para plantear el malestar en grupos afines a la Casa Rosada y la decisión personal de militar el calendario electoral nacional. Jaque no le ordenó abortar el plan, pero tampoco lo alentó a ir para adelante.

Esta mañana Adaro introdujo el tema en la agenda mediática: "Acá no se pueden privilegiar los intereses territoriales y hay que priorizar el proyecto nacional y la construcción del peronismo debe ser bajo la conducción del gobierno nacional. Para mí el mejor proceso democrático es este (el de realizar internas abiertas y simultáneas en agosto) y hay que esperar a que la presidenta decida ¿Esto entra en contradicción con lo que plantean los intendentes? Sí, pero es lo que hay que hacer", se preguntó y contestó Adaro ante la consulta de diariouno.com.ar.

En la movida de fondo que salió a blanquear en parte el ministro de Gobierno juega también Héctor Rasso, malargüino, jaquista de la primera hora y titular regional de la ANSES. Está el MUP, de Mariano Maure, que tapiza con banderas amarillas amplios sectores de las convocatorias K en Mendoza.

Con una presencia más simbólica que práctica por el momento, se anota en el grupo la filial local de La Cámpora, agrupación juvenil fundada por Máximo Kirchner. Además, están todos los actores de la lucha por los derechos humanos de la provincia que reconocieron en la gestión de Adaro una herramienta vital para que se llegara al juicio de los delitos de la dictadura en Mendoza.

Un dato para entender las peleas internas en la Línea Mendoza: días atrás, Adaro fue el responsable del lanzamiento de ese sector del PJ el Este provincial. Hizo un acto en Santa Rosa, del intendente jaquista Sergio Salgado, con más de mil personas apoyando, pero sin fuegos artificiales porque se realizó después de la que organizó Alejandro Cazabán en San Rafael y generó un escándalo de proporciones en la interna del PJ.

Los dos intendentes más pesados de la Línea Mendoza, Alejandro Abraham (Guaymallén) y Rubén Miranda (Las Heras), forman parte de la dirigencia a la que Adaro y los kirchneristas acusan de intentar boicotear al gobierno nacional en las próximas elecciones.