domingo, 9 de enero de 2011

Sanz salió a cazar cobistas desamparados

Ernesto Sanz no se privará de mojarle la oreja a Julio Cobos, uno de sus rivales en la interna radical por la candidatura a presidente. Con el vicepresidente de vacaciones en Brasil, el presidente del partido hará campaña en Córdoba con Oscar Aguad, uno de los referentes más fuertes del cobismo dentro de la UCR.

"Hoy, rumbo a Córdoba primero, y desde allí, junto a Oscar Aguad, hacia Jesús María", escribió Sanz en su perfil de Twitter el domingo en la mañana. La suma de dirigentes del cobismo es parte de la estrategia inmediata del senador nacional que acaba de anotarse en la interna que tenía a Cobos y Ricardo Alfonsín como únicos competidores.

El sanrafaelino se puso efectivamente en campaña no bien blanqueó la decisión de ser candidato. Con Aguad, uno de los radicales mejor posicionados para pelear por la Gobernación de Córdoba, se mostrará hoy en el populoso festival de la Doma y el Folclore.

Sanz apunta a capitalizar el efecto negativo que provoca la demora del lanzamiento formal de Cobos en los dirigentes de su espacio con aspiraciones electorales. Aguad lleva meses reclamándole al vicepresidente que se ponga en campaña sin ningún éxito.

El cordobés considera que los tiempos previstos por Cobos para la carrera proselitista conspiran contra las chances de los candidatos que lo acompañarán en los cargos electivos. Para Aguad, el líder del espacio ya tendría que estar visitando pueblos y ciudades de todo el país pegado a los dirigentes locales que se postularán en cada lugar.

Para eso, el vicepresidente tendría que dejar el cargo, sea renunciando o tomando licencia, pero los tiempos contemplados por el mendocino son otros. Prevé postergar la oficialización de su precandidatura hasta marzo y no está dispuesto a participar en ninguna contienda electoral interna previa a las elecciones primarias fijadas para el 14 de agosto.

El apuro de Aguad encuentra mayor contención en la estrategia de Sanz, quien promovió un acuerdo con Alfonsín para celebrar comicios internos el 24 de abril para dirimir el candidato del partido. En función de los tiempos de cada uno, el senador ya está de lleno en la campaña mientras el vicepresidente está de vacaciones con la familia.