lunes, 10 de septiembre de 2012

Transformers en los medios: en tres años Daniel Vila pasó de Guerrero Anti K a espadachín de la Ley de Medios contra Clarín

Daniel Vila mutó su armadura de guerrero anti K contra la Ley de Medios por un traje de espadachín defensor de esa norma del kirchnerismo. Lo hizo en un corto lapso: tres años.




De acusar a la Ley de Medios de ser el arma del Gobierno para "despojar a la sociedad en su conjunto del derecho a la información" pasó a ponerle el pecho propio a la defensa de esa norma como instrumento "pensado para combatir a Clarín. Porque la concentración que produjo el Grupo Clarín a través de los años fue tan grande y tan desequilibrada con respecto al resto de los medios que no es bueno para la gente", como dijo en una entrevista publicada por Perfil el último domingo.

La letra de la Ley de Medios que está en vigencia es copia textual de la del proyecto que se debatía en el país el 2 de setiembre de 2009, cuando, según lo reflejó el diario Uno, propiedad de la sociedad de Vila con el ex ministro de Menem, José Luis Manzano, el empresario mendocino acusó al matrimonio K de querer "amordazar" a la prensa.

Sin embargo, y con un notorio incremento de la pauta de publicidad oficial en los medios del Grupo Uno de por medio (ver diario La Nación), Vila aplicó una pátina de tonos pastel a sus furiosas críticas contra los Kirchner y ahora se muestra conciliador y de acuerdo con el plan oficial para quitarle poder al grupo que comanda Héctor Magnetto.

El portal de diario Uno editado en Mendoza publicó en el 2009: "Vila dijo que 'no sólo se trata del despojo que harán a los propietarios de radios, canales y sistemas de TV por cable, sino que se trata del despojo que harán a la sociedad en su conjunto del derecho a la información'".

"No soy el mejor defensor del Grupo Clarín, soy su competidor, pero hoy van por Clarín, mañana irán por los Pérez, y pasado mañana vendrán por UNO Medios", dijo Vila el 2 de setiembre de 2009, y arrancó aplausos entre sus amigos empresarios cuando le pidió a Cristina que "deje de esconderse detrás de una falsa ideología setentista de desaparecidos y piqueteros' lo cual fue aplaudido por los presentes".

La postura de Vila giró notablemente a tres años de pronunciar el discurso letal reflejado con video incluído en el portal de su medio contra la presidenta Cristina Fernández y el ex mandatario Néstor Kirchner, luciendo en la muñeca una de las miles de pulseras verde flúo con la consigna "hasta K" que ordenó fabricar y distribuir en la presentación de la mudanza de la redacción del Diario Uno al edificio de Canal 7 en Las Heras. En ese entonces, había jefes más vilistas que Vila que tenían las pulseras en las carameleras de las oficinas y "sugerían" a sus empleados embanderarse detrás de la consigna del dueño del Grupo.

Tres años después, de aliado de Clarín contra la "guerra nuclear", como calificó a la Ley de Medios enviada por entonces al Congreso, se cruzó a la vereda de enfrente. "La Ley de Medios fue pensada para combatir a Clarín y cada vez que habla de un monopolio habla directamente de ellos", le dijo Vila a Perfil en una entrevista publicada el domingo.

Mientras que en el 2009 se mostraba preocupado por "el modelo de país que" se está imponiendo y en tono de alerta fustigaba a los Kirchner por querer llevar a Argentina hacia el modelo del venezolano Hugo Chávez, ahora el empresario soltó: "Espero que (la guerra) la gane el kirchnerismo porque la concentración que produjo el Grupo Clarín a través de los años fue tan grande y tan desequilibrada con respecto al resto de los medios que no es bueno para la gente. Creo que si no se le daba ahora batalla a Clarín, iba a ser muy difícil que se le pudiera dar en otra ocasión. Es ahora o nunca. No va a haber nadie que tenga la perseverancia, el coraje y la decisión que tuvo el kirchnerismo".