domingo, 8 de marzo de 2015

Dicen que el Chueco Mazzón no tuvo nada que ver en la derrota del PJ en la elección de la Reina de la Vendimia




El Chueco Mazzón, amo y señor del armado electoral del peronismo mendocino en los últimos tiempos, quedó en el ojo de la tormenta y las sospechas luego de que los intendentes peronistas perdieran la elección de la Reina de la Vendimia 2015.


Con 12 departamentos con jefes peronistas, la elección la ganó Junín, del cobista Mario Abed. Si, la elección de la Reina de la Vendimia la ganó un cobista. Pero fuentes cercanas al superoperador del PJ nacional que viene de ser echado de su su cargo con oficina en la Casa Rosada salieron a desmentir la derrota se deba a un error del Chueco.

Dicen que Mazzón no jugó en esta elección porque le parecía una reverenda pelotudez gastar plata en unos comicios por un cargo sin poder. Aunque hay intendentes que se juegan parte del capital propio en la operación para tratar de ganar las elecciones de la Reina de la Vendimia, el jefe de los azules no sería parte de esa estrategia.

El Chueco trabaja para la candiatura de Scioli. Está en la etapa de cierre de gobernadores, ahora sin cargo ni despacho en la Presidencia. En ese rol, tiene que cerrar listas en conjunto con la Casa Rosada, o romper definitivamente con el kirchnerismo.

Todo indica que a su tarea del presente, no se le servia para nada poner la Reina de la Vendimia. Incluso, las fuentes de este blog dijeron que sacó cagando a un par de intendentes azules que le fueron a pedir por sus majestades departamentales