viernes, 27 de febrero de 2009

La mujer de Capitanich tiró una pared de la Casa de Gobierno tras pelear con el marido


Una fuerte discusión entre el gobernador, Jorge Capitanich, y su esposa, la ministra de Salud Pública, Sandra Mendoza, terminó con una pared del área de movilidad tirada abajo, y al menos seis vehículos oficiales destrozados. La pared fue tapada con un cartel de obra y los autos, retirados con grúa con destino desconocido.

El sorprendente hecho ocurrió después de las 23.30 del jueves, luego de una férrea discusión entre el primer mandatario provincial y la titular de la cartera sanitaria de la Provincia.

Luego de la desavenencia, que se produjo en el despacho de Capitanich, Mendoza bajó hacia el playón de estacionamiento, tomó la camioneta Toyota Hilux en la que habitualmente se maneja, y, tras decirle a su chofer que iba a manejar ella, primero atropelló una pared del área cubierta del lugar, y luego hizo lo propio con varios autos que estaban en el lugar.

Según comentarios de testigos, la ministra estaba totalmente descontrolada y fuera de sí, y profería todo tipo de insultos vaya a saber uno hacia quién.

La pared quedó con un gran boquete, y hasta un aire acondicionado de las oficinas del área de Movilidad de Casa de Gobierno fue afectado y quedó torcido.

Además, al menos seis autos (algunos comentarios hablan de que fueron más) sufrieron destrozos de consideración. Entre los vehículos se encontraría un VW Bora perteneciente al Ministerio de Salud, el cual habitualmente es utilizado por el subsecretario, Marcelo Slimel.

El episodio, que llamó la atención hasta de algunos vecinos del edificio gubernamental, culminó cuando un efectivo de la Guardia Policial se asomó por la ventanilla de la camioneta y quitó la llave. Allí mismo, varias personas sacaron a Mendoza del vehículo y pudieron calmarla, y luego la llevaron del lugar.

A partir de ahí, se montó un gran operativo para que la escena quedara sin rastros. En primer término, llegó un camión oficial para retirar los escombros del muro roto, y se necesitaron tres grúas para llevar los autos que habían sido chocados. El hueco en la pared fue tapado con un cartel de los que se usan en las obras públicas. Como rastro, sólo quedaron algunas huellas de frenadas de neumáticos en el suelo.

La discusión entre Capitanich y su esposa habría sido a raíz de un pedido del gobernador para que Mendoza deje próximamente el Ministerio de Salud y se postule como candidata a diputada nacional.

Fuente: Data Chaco

Sandra Mendoza, cuando era diputada provincial