martes, 18 de agosto de 2009

La Mesa de Enlace aplicará retenciones al campo para pagar la campaña anti K

La Mesa Recaudadora

Los empresarios del campo que quieran sostener la guerra contra el gobierno por las retenciones a la soja, deberán aportar un porcentaje de sus ventas a la representación gremial del sector concentrada en la denominada Mesa de Enlace. La Sociedad Rural, Federación Agraria, Confederaciones Rurales Argentinas y Coninagro manejarán entre $20 y $40 millones originados por una retención del 2 por mil de cada venta primaria de granos.

El argumento de los líderes del campo para convencer a sus seguidores -el aporte será voluntario- es que el dinero es necesario para financiar la cre4ciente actividad política que los involucra. Los dirigentes que usarán los fondos recaudados estiman que al menos un 30% de las operaciones de granos acatarán las retenciones propias.

Si bien las cuatro entidades tienen sus fuentes históricas de financiamiento, estas son impotentes ante la demanda de recursos originada desde que la Mesa de Enlace le declaró la guerra a la Administración de Cristina Fernández. Leé más en La Nación


Los superpoderes son ahora la causa de De Ángeli
Mientras los capos de las entidades rurales buscan cómo pagar la campaña del campo, el entrerriano Alfredo De Ángeli insta a sus seguidores a crispar el clima social antes de que el Senado someta a votación la prórroga de los superpoderes, norma que obtuvo media sanción en Diputados.

En principio, el kirchnerismo tendría el número suficiente de senadores para ratificar por un años más la delegación de facultades del Congreso al Ejecutivo, pero el Torito no se da por vencido y hará un último intento por torcer la votación. La presión del campo y la mezcla de simpatía popular que generó con la antipatía provocada por el gobierno consiguieron empatar las manos del plenario de la Cámara Alta ante la Resolución 125 de retenciones móviles, arrastrando al oficialismo a la peor derrota, consumada con el voto "no positivo" del vicepresidente Julio Cobos. Leé más sobre los temas calientes del campo y el gobierno en Crítica.