martes, 9 de marzo de 2010

El zapatazo "no fue para mi"

"No fue para mi", se apuró a decir el Viti Fayad al recibir un zapatazo en el hombro izquierdo en el ingreso al palco del Frank Romero Day, un rato antes del inicio del acto central de la Vendimia, el sábado en la noche. El proyectil partió desde el sector Malbec, adonde estaban apiñados los aplaudidores de Jaque que fracasaron en su intento de tapar el abucheo al gobernador.



Al volar el zapato, el intendente de Capital estaba frenado en el acceso al palco dialogando con el autor de este blog, acreditado por el diario Uno en el teatro griego, y el periodista de Mdz, Maxi Quinteros, destinatario de una poco sutil amenaza del Viti, quien le advirtió que tuviera cuidado a través de una seña inequívoca con dos dedos bajando desde los ojos. Fayad se dirigió a Quinteros sabiendo que el hecho podía ser utilizado en su contra por el medio en el que éste trabaja, propiedad de la familia de su rival electoral Orlando Terranova hijo.



El zapatazo condimentó las apostillas de casi todos los medios locales, lo que provocó la ira del Viti, quien exigió a algunos periodistas que rectificaran la información publicada. Si Fayad pretende que se desconozca la caída de un zapato sobre su humanidad, lo que busca es una mentira.



Ahora, si el Viti tiene información que lo desvincula como objetivo final del zapatazo debería aportarla. Si el proyectil no fue destinado al intendente, definitivamente, el objetivo era un periodista. No había nadie más para recibirlo.



Teniendo en cuenta que el sector de donde partió el zapato estaba lleno de jaquistas, que entraron de garrón al acto vendimial, y la actitud grosera de la custodia del mandatario con los trabajadores de prensa durante el ingreso de Jaque al Frank Romero Day, no sería descabellado que el zapatazo haya sido para un periodista y no para el intendente opositor más funcional al gobierno provincial.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario