viernes, 19 de marzo de 2010

San Luis avanza mientras Mendoza estudia

Aunque el gobernador puntano, Alberto Rodríguez Saá, avisó hace siete meses que tenía entre sus prioridades un proyecto que afectaría intereses de Mendoza, acá recién ahora se empezó a mover el avispero. Después de un largo tiempo de estudios y proyectos, San Luis ya está lista para construir dos represas sobre el Río Desaguadero, compartido con nuestra provincia, adonde todavía no se sabe cuál será el impacto de las obras.



En una entrevista publicada el 9 de agosto del año pasado en el diario Uno, Rodríguez Saá le avisó al gobernador de Mendoza, Celso Jaque, que tenía el proyecto y la plata para hacerlo. "Yo quisiera hablar con él, porque tenemos problemas comunes que resolver. Uno de ellos son los hu­medales de Guanacache, que es un proyecto que la provincia está dispuesta hasta a poner los dineros para reconstruirlos", dijo el puntano tras afirmar que a Jaque lo había visto sólo un vez personalmente, en un programa de televisión.



Hoy el diario Uno da cuenta de un conflicto en puerta con San Luis por este proyecto. Y contrapone la decisión de avanzar en la materialización del emprendimiento por parte de la vecina provincia con la incertidumbre respecto al impacto que reina en Mendoza.



"El gobierno de San Luis avanza a toda marcha en un proyecto por el que se busca construir dos presas sobre el río Desaguadero con el fin, en primer término, de proteger el sector puntano de los humedales de Guanacache, pero también para generar la explotación turística de la zona y mejorar el plan ganadero", informa hoy el diario Uno.



"En Mendoza se está estudiando -agrega el matutino- el impacto que esta obra podría tener en la provisión de agua que llega a nuestra provincia a través de este río que corre hacia el sur hasta encontrarse con los bañados del río Tunuyán, de donde continúa con el nombre de Salado para concluir en el río Colorado, en territorio pampeano".



El mandatario puntano no dejó pasar la oportunidad para facturar la lentitud de resolución que demuestra Mendoza. “No tenemos que hacer un proyecto que esté tan definido y sometido a discusión con provincias vecinas que nos lleve 140 años llevarlo a cabo. Tenemos que empezar por el lugar que más le convenga a la provincia de San Luis y ese lugar considero que son las tierras de los huarpes”, dijo al portal sanluis24.com.ar, según cita el diario Uno.



Desde nuestra provincia, mientras tanto, le advirtieron al gobernador puntano que deberá armarse de paciencia. El director de Hidráulica de Mendoza, Rolando Baldaso, dijo que el expediente fue analizado por Asesoría de Gobierno, Fiscalía de Estado y hoy está en poder de Irrigación. “Todos los organismos que lo han estudiado han hecho observaciones. La obra no debe perjudicar a Mendoza y para eso hay que estudiar detalladamente el convenio, por más que el gobierno de San Luis esté apurado”, manifestó a diario Uno.



Rodríguez Saá: "Hay que entregárselos a los Huarpes"


En la entrevista de agosto del año pasado, el gobernador puntano le dijo a diario Uno que el objetivo final de la reconstrucción de los humedales de Guanacache era la entrega a los Huarpes.

–¿Cuál es el proyecto que tienen ustedes para los humedales?
–Hay que reconstruirlos, está desertizada esa zona. Cuando uno ve lo que han sido los humedales aparecen una flora y una fauna excepcionales, es un lugar que fue un paraíso que, además, pertenece a las culturas huarpes. Hay que re­construirlos y hablar con los huarpes para entregárselos a ellos.