lunes, 26 de abril de 2010

Cristina admitió que el Gobierno "trabaja" para sacarle el Turismo Carretera al Grupo Clarín


"Estamos trabajando para eso", afirmó la presidenta Cristina Fernández cuando le preguntaron si el Gobierno planea intervenir en las transmisiones de las carreras de autos, como lo hizo en las de los partidos del campeonato de AFA. En el marco de la guerra con el Grupo Clarín, el kirchnerismo apunta a sacar de la pantalla de Canal 13 la categoría más popular del automovilismo nacional: el Turismo Carretera.

En el mundo tuerca circula desde el año pasado la versión sobre el advenimiento del Automovilismo para todos, un plan mellizo al del Fútbol para todos destinado a quitarle la exclusividad de la televisación de las carreras a Canal 13. Clarín no sólo es dueño de la televisora, también controla el paquete accionario de Carburando, la empresa que monopolizaba hasta el año pasado la producción televisiva de las carreras de todas las categorías nacionales del automovilismo.

La primera en romper con el monopolio fue el Top Race, categoría regenteada por Alejandro Urtubey, el mayor de los hermanos del gobernador salteño Juan Manuel Urtubey. Ahora las presentaciones de esta categoría las televisa América Tv, en competencia con el Turismo Nacional y el TC Mouras, que emite Canal 13.

Este golpe no tuvo potencia para lastimar a Clarín, aunque fue un adelanto de lo que puede venir. La idea que trabaja el Gobierno apunta a sacarle al grupo la televisación del Turismo Nacional y, principalmente, del famoso TC, una categoría que ya cumplió 70 años de actividad y concita la mayor atención del público tuerca argentino. En ese esquema, Clarín se quedaría solamente con la televisación del Turismo Competición 2000, categoría que es propiedad del grupo mediático.

En declaraciones difundidas este lunes por el programa Última Vuelta, que emite Fox Sports, la presidenta resaltó que está a favor de la "democratización" de las comunicaciones y de la televisación de los deportes populares, además de confirmar que el Gobierno está "trabajando" en ese sentido en el automovilismo.

Así, Cristina oficializó el interés gubernamental en el tema una semana después de que el ministro del Interior, Florencio Randazzo, relativizara la avanzada. "Es sólo un rumor… De cualquier manera nos gustaría que haya automovilismo para todos y que no sólo lo disfruten aquellos que tengan una señal de cable", dijo el funcionario en el mismo programa.

Como contrapartida, el mutismo es casi absoluto entre los protagonistas de la actividad tuerca -pilotos, dueños de equipos, dirigentes de las categorías, auspiciantes, entre otros interesados directos-. El polémico piloto Marcos Di Palma salió de ese clima en Última Vuelta manifestando su apoyo total a la estrategia gubernamental en contraste con una fuerte crítica al accionar del Grupo Clarín y la productora Carburando en el automovilismo.