viernes, 16 de abril de 2010

Hiperactividad en el facebook de Cobos

Esta semana recrudeció la pelea entre el gobierno de Cristina Fernández y el vicepresidente Julio Cobos. En vísperas y con posterioridad a la sesión del Senado en la que se aprobó el pliego de Mercedes Marcó del Pont como presidenta del Banco Central y se generalizó la coparticipación del impuesto al cheque -mediante una votación de dudosa constitucionalidad- el facebook del mendocino mostró un nivel de actividad desconocido desde que fue abierta la cuenta, tras el voto no positivo a las retenciones móviles.

En tres días, el vicepresidente colgó cinco mensajes referidos a su situación frente a las críticas que le hicieron la presidente y varios hombres del riñón del kirchnerismo. El martes, día en el que se desarrolló la sesión -con prolongación hasta cerca de las 4 del miércoles-, hubo tres intervenciones a nombre de Cobos en el perfil de facebook. Las otras dos consignas se publicaron el miércoles y el jueves.

La cuenta es administrada por jóvenes colaboradores del vicepresidente y de la senadora nacional Laura Montero, bajo órdenes estrictas de Cobos. Nada de lo que se publica es ajeno a su voluntad.

"Todos debemos ser iguales ante la ley. Si un enfermero, un maestro o un empleado de comercio faltan a su trabajo, se les descuenta el día", se publicó a las 13,32 del martes, cuando todavía ardían las críticas del oficialismo hacia el vicepresidente por haber publicado una solicitada escrachando a los senadores que no defendieron la postura del gobierno negándose a dar quorum para que la oposición sancionara en contra de los intereses gubernamentales.

El mismo día, a las 14,28, fue colgada en facebook la respuesta de Cobos al presidente del bloque oficialista del Senado, Miguel Pichetto, quien había calificado de fascista al vicepresidente por sus posturas. "Actitud cuasi-fascista es no asistir a los debates y creer siempre que se tiene la razón. Yo he respondido a un mandato de la Constitución y a un mandato brindado por senadores. Sucede que cuando no se comparte una decisión y no se tiene las mismas ideas, esto ya es motivo de agravio y descalificaciones. Me parece que justamente estas descalificaciones que se hacen responden a actitudes fascistas", replicó Cobos.

Y a las 18,57 volvió a aparecer una opinión de Cobos en la red social. Esta vez, apuntaba a convencer al oficialismo de sentarse a sesionar con argumentos calificados de republicanos por el mendocino. "Debemos dejar de lado intereses particulares, el Congreso debe sesionar. Estas situación anómala no le hace bien a la República, la verdadera actitud republicana pasa por asistir a los debates, que cada uno defienda las posturas a través de sus convicciones y no impidiendo las sesiones del Congreso", dijo.

Un día después, a las 22,30, Cobos apareció en el facebook tratando de victimizarse frente a las críticas que le llueven desde el gobierno pero también desde sectores de la oposición. "A mí se me acusa de todo, parece que el Vicepresidente no puede tener ningún grado de libertad. Hay que entender que soy un instrumento de las decisiones del Senado. Lo demuestra lo que pasó con la apelación judicial y con la integración de las Comisiones; todos terminan echando la culpa a Cobos, cuando fue precisamente el Senado el que - en sesión en mayoría- decidió la conformación de dichas comisiones", dejó constancia el vicepresidente.

Y ayer, a las 20, Cobos usó facebook para defender la constitucionalidad del trámite por el cual se modificó el porcentaje de coparticipación del impuesto al cheque. La votación para que el mismo pasara a ser 100% coparticipable con las provincias terminó 35 a 33, mientras que la Constitución expresa que para cambiar leyes referidas a contribuciones extraordinarias hace falta mayoría absoluta, ergo: 37 votos. La interpretación de la oposición y de Cobos es que para este caso esa condición no era necesaria.

Entonces, el vicepresidente dijo en su facebook: "Tengo la tranquilidad de haber actuado conforme a lo establecido en la Constitución Nacional y el Reglamento de la Cámara. En el caso de persistir las dudas, los mecanismos del sistema democrático permiten que tanto la Cámara de Diputados como la Justicia puedan discutir y definir sobre lo actuado". Desde el oficialismo ya se deslizó la posibilidad de avanzar en un juicio político contra Cobos por avalar la aprobación de la modificación del impuesto al cheque sin la mayoría especial.