miércoles, 19 de mayo de 2010

Penales sin frenos engañosos en el Mundial

El jugador que ejecute el penal ya no podrá dudar ni detener su carrera justo antes de patear la pelota con el objetivo de confundir al arquero. El que lo haga recibirá una tarjeta amarilla por considerar que incurrió en "conducta antideportiva" y, si la pelota entró en el arco, el penal deberá ejecutarse de nuevo.

Pero sí se permitirá que el pateador amague o titubee durante su carrera hacia la pelota, antes de llegar al punto del penal. La FIFA dice que el cambio de regla obedece a los abusos que hacen los "futbolistas de América del Sur". Leé más en BBC