lunes, 21 de junio de 2010

La dueña de Clarín se fue del país en secreto, según reveló una publicación oficialista

La dueña del diario Clarín, Ernestina Herrera de Noble, dejó el país el 3 de mayo, en medio de la investigación sobre la identidad de sus hijos adoptivos, quienes podrían ser hijos de desaparecidos. Partió con destino a Uruguay, donde apenas estuvo 2 días, ya que el 5 de mayo ingresó a los Estados Unidos, informó Miradas del Sur, una publicación del holding mediático encabezado por Sergio Spolsky, responsable entre otros medios del diario El Argentino y la revista Veintitrés, y apegado a una línea editorial condescendiente con el oficialismo.

El viaje de Ernestina Herrera de Noble fue planeado como una jugada de ajedrez, consignó la investigación firmada por Eduardo Anguita, director de la publicación. La semana anterior, era inminente que el análisis de las muestras genéticas de Felipe y Marcela Noble Herrera, sus hijos adoptados irregularmente, avanzaba después de ocho años de frenos. Entonces, la directora de Clarín, el CEO del grupo, Héctor Magnetto, y sus abogados, convinieron en que ellos firmaran una solicitada y luego se presentaran en un video cuyos textos fueron escritos por un ejecutivo de la segunda línea del grupo y mejorados por la agencia publicitaria de Carlos Souto.

Felipe y Marcela eran expuestos públicamente y su madre preparaba las valijas para un viaje que no tiene fecha cierta de regreso. Sencillamente porque los asesores letrados de la directora de Clarín advirtieron hace tiempo que, de comprobarse que Felipe o Marcela –alguno de los dos o ambos– resultaran hijos de desaparecidos, el procesamiento de Ernestina es irremediable.

Todas las causas tramitadas en los juzgados federales por apropiación ilegal de hijos de desaparecidos resultaron con la incriminación de los apropiadores y, en la mayoría de los casos, con condenas firmes. Leé más en Miradas al Sur