domingo, 1 de agosto de 2010

Cobos desairó al campo, en línea con la UCR

Antes de poner en juego la estructura que necesita para pelear la Presidencia el año que viene, Julio Cobos cedió uno de los escenarios más amables para su figura al Pro de Mauricio Macri y al PJ Federal de Eduardo Duhalde y Francisco De Narváez. El vicepresidente no asistió a la apertura de la exposición anual de la Sociedad Rural (SRA)en Palermo, en sintonía con la plana mayor de la Unión Cívica Radical.

A la postre, fue un acto de neto corte opositor al Gobierno y reivindicatorio de la eliminación de cargas impositivas a la exportación de granos. Cobos es amado por los ruralistas desde que votó "no positivo" al proyecto K de retenciones móviles a las exportaciones más rentables del campo, provocando la peor derrota del kirchnerismo en desde que asumió el Gobierno, en mayo de 2003.

A pesar del gran recibimiento que tenía asegurado en el predio ferial de Palermo, el mendocino esquivó presenciar el discurso de Hugo Biolcati, titular de la SRA, quien reinstauró el clima de guerra entre el sector y el gobierno de Cristina Fernández. Cobos mandó una carta de adhesión pero no fue leída, supuestamente porque llegó sobre la hora.

El vicepresidente, que tenía planeado alimentar su ego con la respuesta de La Rural ante su presencia, a último momento priorizó lo que más le convenía a su precandidatura presidencial y mandó una nota excusándose por el faltazo. Cobos pretende ser el candidato a presidente del radicalismo, fuerza que no exhibió en la vidriera de la SRA a sus dirigentes con cargos en la conducción partidaria o con aspiraciones electorales de alto vuelo.

La tribuna de la Rural auspició el mensaje belicoso de Biolcati y por si quedaban dudas de que esa es la postura que impera entre las bases de la entidad, hasta dedicó unos tibios pero notorios silbidos a Eduardo Buzzi, titular de la Federación Agraria, aliada de la SRA en la Mesa de Enlace, pero más proclive a la fijación de una política para el campo segmentada según el nivel de rentabilidad.

El macrismo, golpeado por el escándalo de las escuchas ilegales practicadas por funcionarios del Gobierno poteño, y el Peronismo Federal, atravesado por intereses personalistas y dependiente de la suerte que corra el kirchnerismo, afianzaron la alianza con la Mesa de Enlace y ratificaron el compromiso de conformar los intereses de la Sociedad Rural y sus socios en caso de acceder al poder, en 2011.