martes, 10 de agosto de 2010

Se deschavetó Timerman

El canciller se deschavetó. Pasó de denunciar a los apropiadores de Papel Prensa a acusar a los periodistas de Clarín de ser cómplices de sus patrones.

Hector Timerman golpeó con los hijos de Ernestina Herrera de Noble contra los autores de las notas del diario que él juzga malintencionadas. Trabajar en Clarín, según la imputación del canciller, implica ser cómplice de los negocios y las acciones personales de los dueños del holding.

La provocación de Timerman a los periodistas de Clarín se difundió por Twitter. "Los empleados d Clarine atacan pero no responden q sienten trabajando para Magnetto y Noble. ¿los hijos de quien son? No sean complices", escribió textual el canciller el martes a las 20,27.