lunes, 18 de octubre de 2010

El marketing de Piñera con la Fénix 2 hirió a una intendenta oficialista y rebeló a Copiapó


La intendenta de Atacama, Ximena Matas Quilodrán, es la primera víctima de la estrategia del presidente chileno Sebastián Piñera para capitalizar a su favor los réditos del exitoso rescate de los 33 mineros que conmovieron al mundo al quedar atrapados bajo tierra en la mina San José. En Copiapó -la capital de Atacama-, los mineros, los taxistas, el alcalde Maglio Ciccardini, y más de 8.000 lugareños se rebelaron contra la decisión presidencial de llevarse los símbolos del rescate a Santiago para exponerlos en La Moneda, sede del Gobierno trasandino.

La gran convocatoria que generó en Copiapó el rechazo a la decisión presidencial, hizo más notoria la ausencia de Matas, quien fue designada por Piñera en marzo, en el frente en defensa del derecho del municipio que contiene a la mina San José a conservar los símbolos del episodio que captó la atención de un inédito número de personas en todo el mundo. En Chile, los mandatarios regionales son nombrados a dedo por el jefe del Ejecutivo Nacional, sin injerencia de los electores, quienes si eligen a los alcaldes de los municipios.

Los principales objetos de la polémica son la cápsula Fénix 2, que transportó a los 33 mineros hasta la superficie después de 69 días de cautiverio en la profundidad de una mina, y la nota que confirmó que estaban vivos, 17 días después del derrumbe que los aisló.

Por ahora, la intendenta trata de hacer equilibrio para minimizar los costos políticos de su actuación en el tema. Consideró legítima la pretensión vecinal, aunque, asumió con resignación -lejos de ir al choque- la decisión del Presidente, que reservó para Copiapó una réplica del vehículo que se usó en el rescate.

No estaba entre los objetivos de la estrategia de marketing de Piñera perjudicar la imagen de la intendenta, pero tampoco se contempló la protección de Matas ante la posibilidad de que efectos no deseados de la operación dañaran su imagen pública, como está ocurriendo desde hace unos días.