miércoles, 20 de junio de 2012

"La ley de Abastecimiento se aplica a la patronal, no a los trabajadores", dijo De Vido

El ministro de Planificación, Julio De Vido, aseguró que los empresarios camioneros "se borraron y cortaron los teléfonos" tras el paro iniciado por el gremio de Hugo Moyano y calificó la acción del sector como "un lock out patronal".


"La ley de Abastecimiento se aplica a la patronal, no a los trabajadores", dijo el ministro antes de explicar que el Gobierno va a exigir a los dueños del transporte de combustible que pongan a disposición del Estado la infraestructura para garantizar la logística de distribución, en el caso que no pueda garantizar la provisión por el efecto del paro de los camioneros.

El ministro de Planificación afirmó que "desde las 10 de la mañana (del miércoles) cuando pude tener un contacto con el señor (Luis) Morales de la FADEEAC (entidad que agrupa a los empresarios del transporte de combustibles), se borraron y cortaron el teléfono y está claro que entonces que la medida de fuerza ilegal es un paro corporativo".

De Vido dijo que "los empresarios son los dueños de los camiones, pero presta un servicio público, entonces si no tienen la capacidad de poner choferes de repuesto, tienen que venir los propietarios a manejar camiones o decir dónde dejó las llaves y el camión para que el Estado lleve adelante la tarea de provisión de combustible".