viernes, 22 de abril de 2011

Monseñor Arancibia cambió el discurso


El jefe de la Iglesia Católica en Mendoza, José María Arancibia, cuestionó duramente la política social del Gobierno durante los actos eclesiásticos por el Viernes Santo en Mendoza. El arzobispo, que en plena debacle del gobierno de Fernando De La Rúa, en 2001, pidió confiar en que Dios mejoraría la situación sin pedirle nada al gobierno, este año acusó al poder político por todos los males sociales y le exigió a éste resolver la problemática sin ninguna intervención del todopoderoso.

Arancibia dixit

En 2001: "En un momento con mucha crisis y pobreza, con fracaso de los políticos , la economía y flagelos como la corrupción, debemos poner la confianza en Dios"

En 2011: "No se puede creer que tiene más fuerza, dinero y medios (la Iglesia que el Gobierno) para atajar semejantes calamidades. Hacemos un poquito, pero es el poder político el que tiene, a través de sus organismos, la posibilidad, el dinero, las instituciones y las personas para trabajar en la acción social".